lunes, 17 de agosto de 2009

Para Joseph Cornell (8)

Hemos recolectado nuestras cosas
antes del viaje,
el pequeño cúmulo de puntos conectados
para responder la nebulosa
que no puede discernirse hoy
ni ninguna otra noche.
Hemos escogido nuestras multitudes
y las hemos amado como a las cartas y a las cucharas,
a los dedales y a los pequeños pedazos de hilo
olvidados en el escritorio de un ser querido.



Poema de Siri Hustvedt del libro Leer para ti
Traducción de Julia Piera y Chiara Merino

1 comentario:

Viktor Gómez dijo...

Echaba de menos
esos toques de canela
sobre el manjar diario
de lecturas sabrosas.

qué bueno, un postre
aderezado por su selecta propuesta.


Con este poema de hoy,
la ahoridad gime sin sonido,
cómo la tinta prieta en
papel blanco que la mano
traza dolorosamente pero
sin lágrimas. Algo afuera,
uno mismo, viéndose todavía
desde la sombra de sí, tocado
por el lugar,
una interrupción
o lo irretornable.


Un abrazo,

Víktor